miércoles, 20 de mayo de 2009

CELULITIS

CELULITIS
Definición

Se llama celulitis a la acumulación de grasa subcutánea en ciertas zonas del cuerpo femenino (abdomen, caderas, muslos y antebrazos), lo que da a la piel un aspecto característico, semejante a una gruesa piel de naranja.
La celulitis a pesar de la terminación en “itis” no es una inflamación de la célula adiposa (si fue-ra inflamación sería “paniculitis”), sino un encharcamiento, la persona retiene en estas células adiposas líquidos y depósitos de desperdicios del metabolismo. No es obesidad. En la celulitis las células son más grandes y comprimen las venas y nervios que circulan a través de ellas. En la obesidad las células se han multiplicado y se reabsoben cuando hay una carestía, mientras que en la celulitis simplemente se han en-grosado pero no han aumentado en número. Este problema se debe a un aumento de la retención de líqui-dos y de grasas, que modifica el tejido subcutáneo, haciendo que se altere la microcirculación epidérmica. Como consecuencia de la hinchazón de las células grasas o adipocitos, todo lo que rodea a estas células sufre una compresión, entorpeciendo la circulación sanguínea y linfática, y en consecuencia, la elimina-ción de residuos y toxinas.
Lo que nosotros designamos vulgarmente como “celulitis” sería una LIPODISTROFIA GINOI-DE (afectación metabólica caracterizada por una alteración local o regional en la distribución de la grasa, en este caso, en el sentido de acumulación) atrapada entre las fibras conjuntivas del tejido celular subcu-táneo poco extensibles, perpendiculares a la dermis (co formación de bultos llamados “piel de naranja”), dolorosos a la palpación y al pellizcamiento, pues los filetes nerviosos están distendidos por la exuberan-cia del tejido graso.
Debajo de la capa superficial (epidermis) y la dermis cutánea se asienta una capa de grasa. Las células grasas están separadas por un tipo de tejido denominado tejido conjuntivo o conectivo, que lite-ralmente conecta los diferentes tejidos en todo el cuerpo. Ciertos alimentos y condiciones – mala circula-ción y estreñimiento- producen la degeneración de este tejido, con lo que las células grasas quedan agru-padas de forma irregular y muy cerca de la superficie de la piel.
La celulitis se divide en tres grupos:
• Primer estadio: la piel es suave hasta que se pinza, haciéndose entonces visible el efecto de piquetea-do.
• Segundo estadio: el piqueteado es visible al tensar el músculo subyacente o en bipedestación.
• Tercer estadio: el piqueteado es evidente en todo momento.
La causa está generalmente a nivel endocrino, es debida a las secreciones hormonales de los ova-rios (postaglandina, estrógenos, progesterona) que provocan una transformación del tejido adiposo. Es debido a una alimentación desordenada, sustos, miedos, nerviosismo, estrés, vida desordenada. Se desen-cadena cuando hay cambios hormonales en etapas claves de la mujer (primera mentruación o menarquia, embarazo y menopausia). Puede estar relacionado con desequilibrios hormonales, alteraciones en el dre-naje linfático, hábitos de vida, factores hereditarios, estreñimiento y vicios posturales.
La celulitis produce dolor porque están los nervios comprimidos y problemas circulatorios por-que tanto los nervios como las venas están comprimidas. La celulitis es una situación normal en la mujer, también le ocurre a los hombres que se hormonan.
Afecta sobre todo a las mujeres, localizándose en caderas, muslos, piernas, ya que toda mujer como consecuencia de sus hormonas femeninas (estrógenos), presenta una distribución de la grasa en zo-nas determinadas (caderas, muslos etc..) diferentes de las del hombre (abdomen, tronco, cintura escapular, cuello, nuca y cara) como un carácter sexual secundario, que puede estar acentuado en mayor o menor grado. Esta abundancia de grasa puede estar exagerado por razones familiares o étnicas y sobre esta grasa puede añadirse una grasa metabólica, resultado de la alimentación. Es sobre esta última grasa metabólica sobre la que podemos actuar.
Primero durante la infancia y luego en la adolescencia, se establece el número y el tamaño de las células adiposas que tenemos en el cuerpo. Lo fundamental en estas dos etapas de formación y cambios metabólicos es la alimentación.
Las células adiposas “sobrealimentadas” difícilmente recuperan su tamaño correcto con un régi-men, mientras que la cantidad de células no cambia.

Causas: Estos son algunos de los causantes de la celulitis:
• Dieta desequilibrada.- Una alimentación rica en hidratos de carbono, grasas, azúcares, alimentos refinados muy condimentados, bebidas gaseosas y excitantes contribuyen a la formación de la celu-litis. Una dieta muy baja en sodio empeora su estado.
• Vida sedentaria.- Pasar mucho tiempo sentado y no practicar ningún ejercicio físico de modo habi-tual favorece la aparición de la celulitis.
• Malos hábitos.- Algunos hábitos, como fumar o beber té y café en cantidades considerables, produ-cen una acción tóxica sobre el hígado, la sangre y el organismo en general. La acumulación de toxi-nas en las células es uno de los factores que acaba desembocando en celulitis.
• Fármacos.- El abuso de algunos medicamentos puede provocar una alteración en el metabolismo hidrosalino, provocando la aparición de celulitis. El problema se agrava todavía más si se toman on-discriminadamente laxantes y diuréticos. La adminsitración reiterada de anticonceptivos orales tam-bién contribuye a la aparición de celulitis.
• Otros: la raza, factores endocrinos, factores dietéticos, factores psicológicos, factores mecánicos, factores sociales, factores hereditarios. Ver Rev. Cuerpomente nº 121, pág 76- 79: “Plan integral anti-celulitis. Los mejores remedios naturales” .

TIPOLOGIAS
• Celulitis blanda.- El aspecto de la piel de quienes sufren este tipo de celulitis presenta flacidez y po-ca consistencia de los tejidos. Su forma y posición varía, debida a que todavía no está adherida a pla-nos profundos. Al tacto provoca dolor, resulta blanda y pastosa y se aprecian los nódulos. Se concen-tra en caderas, glúteos, muslos y abdomen, aunque también puede estar generalizada por todo el cuerpo. Suele darse en personas con problemas de obesidad.
• Celulitis edematosa.- Su característica principal es la hinchazón de las extremidades inferiores, des-de los tobillos hasta los glúteos. En su fase más avanzada resulta dolorosa, con líquido concentrado en los tobillos y las pantorrillas. Este tipo de celulitis suele aparecer durante la pubertad, y si no se corrige rápidamente, puede evolucionar y extenderse en muy poco tiempo.
• Celulitis compacta.- Se suele dar en casos de celulitis muy localizada. Es muy consistente y difícil de eliminar, pues los tejidos se han engrosado en cantidades importantes. La piel, la grasa y los nódu-los parece que estén soldados, sin que éstos se puedan detectar a simple vista como en los otros tipos de celulitis. La piel va perdiendo elasticidad y se vuelve dura y tensa, provocando que aparezcan es-trías.

• Ver Rev. Fitomédica Extra Nº 1, pág 18 : “La celulitis”
• Ver Rev. Fitomédica Nº 23, pág 30-37: “Celulitis. Cómo vencerla de modo na-tural”.
• Ver Rev. Cuerpomente nº 121, pág 76- 79: “Plan integral anti-celulitis. Los me-jores remedios naturales”

PSICOSOMATICA

Cuando hay celulitis, hay algo que no funciona bien, puede ser por estrés, pre-ocupaciones. Hay estudios que revelan que existe una correlación entre la existencia de problemas con la pareja y el desarrollo de cierta cantidad de celulitis, generalmente se desarrolla en la cadera, y constituye como un mecanismo de supervivencia, común con otros animales, como si la hembra estuviera buscando macho y se le pronuncian más las caderas para que otro macho, distinto de su pareja, se fije en ella.

TRATAMIENTO HIGIENICO

• ¿Cómo prevenirla?
La celulitis es un problema crónico, es decir, que si se quiere mantener eliminada se debe estar siempre más o menos pendiente para que no vuelva a aparecer. Las medi-das higiénicas preventivas son:
• Actividad física: favorece la combustión general de las grasas y mantiene la buena forma de la musculatura.
• Sueño: el sueño debe ser suficiente y el estrés reducido al máximo.
• Psicología: evitar los conflictos que provocan ansiedad, ya que se pueden traducir en accesos de bulimia, especialmente de comer dulces.
• Tóxicos: eliminar o al menor disminuir el café, tabaco, alcohol, tranquilizantes, somníferos...
• Tránsito intestinal: tomar alimentos ricos en fibra para evitar el estreñimiento. Beber como mí-nimo un litro de agua al día.

• ¿cómo eliminarla? Si se actúa en la fase inicial, la celulitis puede tener fácil solu-ción. Por ello es recomendable controlar regularmente la aparición de este trastorno, pues una vez aparecido, será difícil de combatir. No existe un remedio milagroso: su total desaparición o mitigación parcial, implica poner en práctica un amplio progra-ma compuesto por una alimentación adecuada, ejercicios concretos, cosmética, ma-sajes y cuidados de la piel. De todos modos el esfuerzo debe ser diario.
• Evitar o eliminar el sobrepeso para que no haya celulitis
• Hacer incapié en la alimentación
• Evitar estrés, preocupaciones, estimulantes.
• Tener una vida sana y tranquila.
• El fortalecimiento de los músculos subyacentes a la zona de celulitis aumenta el rie-go sanguíneo y mantiene o incluso repara la pérdida de tejido conjuntivo local, con lo que se reducen los depósitos grasos antes mencionados.
• Evitar el café, el té, las bebidas enlatadas que contengan cafeína y el chocolate
• Vigilar posibles alteraciones hormonales
• Dieta rica en fibra, corrigiendo el estreñimiento, ssi lo hay.
• Beber abundantes líquidos
• Hacer ejercicio de forma regular.
• Recomendar la aplicación de masaje por un profesional.
• Hidroterapia, Drenaje linfático, Mesoterapia, Acupuntura

FITOTERAPIA

La mayoría de las plantas medicinales aplicadas en el tratamiento de la celulitis lo son a nivel tópico, es decir, aplicadas directamente sobre la piel. Hay una cuantas, como las algas (Laminaria, Fucus...) que resultan especialmente eficaces.

Por vía interna, debido a su alto contenido en yodo, las algas parecen estimular el metabolismo de la glándula tiroides reduciendo la grasa excesiva del cuerpo.

Por vía interna, la mucosidad que tienen, debida a unas sustancias denominadas alginatos, hace que sean un vehículo excelente de otros medicamentos vegetales, al mismo tiempo que estimulan el metabolismo energético a nivel local ejerciendo un de-seado efecto tonificante a nivel cutáneo.

Es interesante el uso a nivel tópico de plantas rica en cafeína, pero también el té o los derivados del café, ya que la cafeína estimula el metabolismo de las grasas. El café bebido no es anticelulítico, sino todo lo contrario.

Todas estas plantas que se utilizan de forma local actúan como principios activos en la preparación de cremas anticelulíticas. Son interesantes para prevenir o evitar el empeoramiento de una celulítis, aunque no tienen mucho efecto en un estadio avanzado.

• Plantas diuréticas: para eliminar líquidos: grama.
La grama es antiséptica, antiinflamatoria, antibiótica, depurativa y diurética. Sirve para retención de líquidos como en casos de celulitis (la edematosa).

• Estimulantes del metabolismo: fucus, laminaria
• Plantas circulatorias: rusco, meliloto, castaño de indias, vid roja.

Contra la celulitis se puede preparar una loción: extracto de fucus (30%), extrac-to de hiedra (305), extracto de rusco (20%), extracto de manzanilla (20%). Se aplica por la mañana y por la noche, después de frotarse con un guante de crin.

Nota: si está delgado el fucus y la espirulina se darían después de comer (9 comprimi-dos al dia). Si desea adelgazar antes de las comidas por su efecto saciante.

También existe la espirulina en uso externo bajo la forma de cremas de algas. Estas cremas anticelulíticas llevan plantas para activar la circulación.

Plantas de acción diurética y drenante: Amor de hortelano, hierba carmín fitolaca, mos-taza negra, hiedra, fucus (Ver Rev. Esencial nº 8 pág 32 “Celulitios, todos los pasos pa-ra vencerla”).

TERAPIAS MANUALES

• Drenaje linfático.- El masaje indicado para controlar la celulitis es el drenaje linfá-tico, que elimina la retención de líquidos y produce un suave estímulo circulatorio. Hay que evitar los masajes violentos: nunca deshacen la grasa y pueden provocar ro-turas del tejido fibroso y de capilares.
• Reflexología
• Masaje anticelulítico.- El masaje de la zona, tanto individual como profesional, ayuda a romper parte de los cúmulos grasos y, además, incrementa el flujo sanguí-neo y mejora la estructura del tejido conjuntivo.
• Cepillado regular de la piel.- Se dice que esta práctica hace salir los desechos tóxi-cos del organismo a través de la piel y que estimula el sistema linfático. Hay que usar un cepillo de cerdas naturales con mango largo, o bien, una esponja o manopla de crin. Conviene ce-pillarse todo el cuerpo (excepto la cara) por la mañana y por la noche. Hay que empezar con suavidad y aumentar la fuerza poco a poco, a medida que la piel se acostumbre a la sensación. Primero comen-zar por los pies, incluidas las plantas, recorra luego piernas y muslos con firmes movimientos de ba-rrido a lo largo. En segundo lugar repetir lo mismo pero las manos, brazos y hombros; prosiga con la espalda y las caderas. En tercer lugar cepilla el abdomen con movimientos circulares y menos pre-sión, se sigue con pecho y cuello. Por último, se debe dar una ducha caliente de 30 segundos, seguida de una fría de igual duración, dos veces.
• Cepillado en seco. Esta antigua técnica no sólo ayuda a mejorar el estado de la piel, eliminando células muertas de la superficie, sino que también estimula el drenaje linfático y la eliminación de hasta una tercera parte de los desechos corporales. Se necesita un cepillo de cerdas vegetales con mango largo extraíble para poder cepillar la espalda, que debe permanecer siempre seco (puede la-varse cada dos semanas con agua jabonosa caliente). El cuerpo necesita ser cepillado una vez al día durante unos minutos antes del baño o de la ducha. Hay que interrumpir el cepillado durante una se-mana cada mes, pues como muchas técnicas de desintoxicación natural, es más eficaz si el cuerpo no se acostumbra demasiado a ella. El cepillado debe hacerse con suavidad. Se empieza por los pies y se va subiendo por la parte delantera y trasera de las piernas, las nalgas y la parte media de la espalda, siempre en dirección hacia el corazón. Se cepilla el abdomen con un movimiento circular en el senti-do de las agujas del reloj. Jamás debe hacerse en la cara. Cinco minutos diarios son suficientes. Des-pués es importante tomar un baño o ducha y aplicar antes de secarse uno de los aceites anticelulíticos con un masaje corporal.
• Masaje aromaterapéutico.- Este masaje debe ser vigoroso para ayudar a eliminar los desechos de los tejidos. Sólo se necesita una pequeña cantidad de aceite anticelulítico (una cucharadita) para cada pierna. Un exceso de aceite deja la piel resbaladiza y no permite ejercer suficiente fricción.
• Fricciones.- Utilizando ambas manos y empezando por el tobillo, se sube hacia la rodilla y el muslo con fricciones suaves, que gradualmente serán más firmes y enérgicas.
• Amasamiento.- Se pellizca un poco de muslo, se aprieta y se aplica toda la presión que se pueda soportar – pero sin magullar la zona - . Se amasa utilizando la yema de los pulgares.
• Rotación.- Se deben coger dos o tres centímetros de carne de un muslo y girarla entre los de-dos y el pulgar. Esto ayuda a descomponer los sacos de celulitis, lo que libera así las toxinas en el sistema circulatorio y contribuye de forma decisiva a eliminarlos. Se termina con movimientos largos y suaves.

• Cosmética y masajes.- Ver Rev. Esencial Nº 8 pág 31 “”Celulitis. Todos los pasos para vencerla”.

HIDROTERAPIA

• Chorros de piernas o rodillas. Mejor con frío y a temperatura alterna para activar el metabolismo. La aplicación de chorros, baños de burbujas, masajes subaacuáti-cos... es también un proceso de masaje que se realiza con agua. Todo esto contribu-ye a reafirmar la piel y tanto a prevenir como a reducir la celulitis. Las terapias ter-males por sí solas difícilmente eliminarán una celulitis avanzada, pero permiten po-tenciar otros tratamientos
Igualmente útiles son las aplicaciones de barros sulfurados, bromoyodados, con li-mos marinos o algas.

• Baños de asiento para activar la función de los ovarios

SUPLEMENTOS DIETETICOS

• Alga fucus en celulitis (contraindicada en personas con hipertiroidismo)
• Corazón de piña para celulitis, obesidad, nódulos celulíticos
• Germen de Trigo o Vitamina E para los ovarios en la regulación de los estrógenos. La Vitamina E para la función ovárica.

BIOSALES DE SCHÜSSLER:

• Natrum sulphuricum: Eliminador del exceso de agua, retenciones acuosas edema-tosas. Es la sal del hígado. Se aplica como diurético y regulariza el Ph. Retención acuosa edematosa.
• Natrum muriaticum. Cuando hay estancamiento en una parte del cuerpo y rese-quedad en otra. Sirve para movilizar liquidos, cuando hay desidratación. se da para regular y después dar para eliminar natrum sulphuricum

OLIGOELEMENTOS
• Cobalto
• Flacidez: Mn-Co + Co
• Potasio
• Azufre
• Cobalto
• Flúor si hay mucho líquido

VITAMINAS Y MINERALES

Vitamina A
• Minerales : Selenio, Germanio, Potasio
• Selenio + ACE

Producto comercial: Vitasor 5 remineralizante (Soria Natural).

DIETÉTICA

En la celulitis con sobrepeso hay que equilibrar la alimentación y disminuir el aporte calórico. Si no hay sobrecarga simplemente habrá que revisar la dieta, pues se suelen encontrar frecuentes errores alimenticios. Siempre que sea necesario bajar peso se deben tener en cuenta los siguientes parámetros:
• Dietas cuya continuidad sea fácil
• No descender de las 1000 calorías sin una supervisión médica.
• Sin un control, no perder más de 4 kilos al mes.

Aunque no se pueda hablar de una dieta específica para combatir este problema es-tético, si hay alimentos que deberían estar prohibidos en la dieta de todas aquellas per-sonas que quisieran acabar con la celulitis. La pérdida de quilos es un factor básico en el tratamiento anticelulítico, siempre que se haga de forma progresiva y luego el peso no se recupere drásticamente. Además, subir y bajar de peso deforma los tejidos, lo que su-pone un punto en contra de la celulitis. La dieta debe ser rica en fibra, vitaminas y mine-rales. Las mejores fuentes son las frutas y verduras con propiedades depurativas, pues ayudan al organismo a deshacerse de sus depósitos tóxicos y a los órganos excretores a eliminarlos.

• Alimentos más indicados.- Tomates, ajos, alfalfa, pepino, cebolla, piña, papaya, limón, pomelo, perejil, col, repollo, hinojo, zanahoria y cereales integrales. Espárra-gos Rábanos picantes rayados: para la circulación.
• Alimentos prohibidos.- Carnes grasas, embutidos, sal y alimentos sala-dos(ahumados, salazones y las salsas picantes, ya que tomar mucha sal en la dieta provoca la acumulación de agua en los tejidos), salsas y especias, dulces y productos refinados.
• Bebidas prohibidas: Refrescos con gas, té, café (máximo una taza diaria) y bebidas alcohólicas.

Se dice que una dieta con un 75% de alimentos crudos previene el desarrollo de la celulitis, elimina la que se haya establecido y evita mayor acumulación de impurezas. También es favorable comer dos o tres frutas cítricas al día, incluso con la pielecilla blanca que tienen debajo de la corteza.

Se recomiendan asimismo los siguientes alimentos:
• Apio, para eliminar el exceso de líquido del cuerpo, se puede comer entero o beber en zumo mixto, con rábano y zanahoria.
• Pepino, para estimular la función renal, puede extraérsele el zumo o comerlo en una ensalada abundante.
• Algas, que contienen minerales, proteínas, vitaminas y yodo; se dice que dan suavi-dad a la piel y hacen que circule la grasa. Se comercializan también en forma de cápsulas.
• Espirulina, alga verde azulada a la que se atribuyen grandes propiedades nutritivas y la virtud de suprimir el apetito (saciante). Es posible tomar dosis de hasta 8 gr. sin riesgo alguno
• Sandía, se considera eficaz para eliminar el exceso de líquido corporal.

Los naturópatas creen que la celulitis es consecuencia de los malos hábitos de ali-mentación que prevalecen en nuestra época: el consumo excesivo de almidones, gra-sas, proteínas y azúcares. Por ello suelen prescribir un régimen que incluya verduras crudas en abundancia

ZUMOTERAPIA

• perejil + diente de león
• alcachofa + apio + pepino + calabaza o calabacín
• Zumo de rábano, que ayuda a descomponer la grasa almacenada, hay que beber un vaso de 120 ml todos los días.

OTROS TRATAMIENTOS

Aromaterapia.-

Algunos aceites esenciales pueden activar el flujo de fluidos orgánicos, la circulación linfática y la circulación del líquido intersticial, claves para acabar con la celulitis. Los aceites logran activar estos flujos orgánicos incluso en los vasos linfáticos más pequeños, de forma que el líquido estancado o acumu-lado en los tejidos pueda drenarse mejor.

Estos aceites esenciales nunca deben aplicarse directamente sobre la piel, sino que siempre de-ben ir disueltos en una aceite vegetal (almendras, jojoba). Algunas marcas comercializan mezclas de acei-tes anticelulíticos que pueden potenciar se acción gracias a otros componentes, como la hiedra, la cola de caballo y el fucus). Para que la aromaterapia funciona deben utilizarse aceites esenciales muy puros que no hayan sufrido ninguna adulteración. En los casos de celulitis severa es importante acudir a un profe-sional para aplicar los aceites en sesiones semanales, además de efectuar en casa un masaje cada día.

Las combinaciones de aceites esenciales más eficaces para combatir la celulitis de forma natural:

Limón y enebro.- Ejercen un efecto desintoxicante y por lo tanto contribuyen a eliminar sustancias que estén en exceso en el tejido conjuntivo de la piel.
Geranio.- Ayuda a luchar contra el aumento de peso y la obesidad ya que elimina la retención de líquidos en los tejidos.
Ciprés y romero.- Estimulan la circulación y el transporte de materias nutritivas y de impurezas de la sangre.
Menta.- Resulta especialmente eficaz para activar el flujo de los fluidos orgánicos y la circulación de la linfa. Combate los acúmulos linfáticos en las piernas, pies o brazos y favorece los procesos de depura-ción. Tiene un efecto refrescante y descongestionante.


Ejercicio.-

Ya que la celulitis es debida también al sedentarismo, el ejercicio es un excelente medio para combatirla. Ejercicios como el aeróbic o bien otros que son más suaves pero constantes ayudan a estimu-lar la circulación y quemar grasas, así coo a reafirmar la tersura de las capas profundas de la piel.
Se aconseja complementar la dieta con un ejercicio general de 30 minutos de duración tres veces por semana, a fin de mejorar la circulación sanguínea y el estado físico general. La práctica regular de de-porte es clave para mitigar la celulitis, ya que la grasa desaparece allí donde se desarrolla en músculo. Además, también ayuda a que la piel presente un aspecto más terso. Igualmente, el ejercicio favorece el riego sanguíneo y activa la circulación linfática, y por lo tanto, la eliminación de residuos
Los deportes más indicados son aquellos que te obligan a trabajar la musculatura de las piernas, los glúteos y el vientre, como la natación, lo jogging o el ciclismo. Para que el ejercicio sea efectivo, hay que practicar el deporte como mínimo dos o tres veces por semana.

Mesoterapia

Se basa en la infiltración de ciertos medicamentos en las zonas celulíticas. Mu-chos de ellos son de origen vegetal, estimulan la circulación, eliminan la retención de lí-quidos, aumentan el metabolismo de las grasas y consiguen una notable disminución de volumen.
Las cremas anticelulíticas por sí solas jamás hacen desaparecer una celulitis avanzada, pero son importantes a la hora de aconsejar un mantenimiento o en casos de celulitis incipiente, pues mejoran la textura de la piel y suavizan las zonas celulíticas.

Presoterapia

Este método fisioterapéutico resulta muy útil en el tratamiento de la celulitis edematosa. Se efectúa introduciendo las extremidades en unas botas neumáticas de do-ble pared en las que, con ayuda de un compresor, se introduce el aire a una presión de-terminada. Éstas producen un drenaje linfático mecánico que estimula la eliminación de líquidos. El método está contraindicado si existen problemas circulatorios como úlceras, várices y alteraciones a nivel general como la tensión arterial demasiado elevada.

PRODUCTOS COMERCIALES

Soria Natural:
• Natusor 4: Depulán (bote) Se tomar 3 infusiones al día (De/Co/Ce) añadiendo a cada toma 15-20 gotas del Composor 7: Betula complex.
• Tomar LACTICOL (Jugo de chucrut).

1 comentario:

  1. Hola: En realidad las cremas no ayudan mucho. Gastamos un montón de dinero en marcas y cremas y luego nada. Lo mejor es llevar una vida de comida sana y realizar ejercicios efectivos para tal fin .. Cuando generamos músculo quemamos grasa, porque el músculo es el mejor quemador de grasa que tenemos. Así es que hay que saber qué ejercicios son los mejores ... Desde mi punto de vista, las zancadillas con algo de peso en las manos es uno de los mejores ejercicios.(pueden ser dos botellas de agua, una en cada mano, para hacerlas cómodamente en casa) Hacer repeticiones de 15 veces x 3 veces , e ir aumentando de a poco. Les dejo un artículo que me ayudo a ver un poco todo esto ...5 Formas Sencillas y Efectivas de Tonificar Tu Cuerpo !!Adiós Celulitis !! http://bit.ly/1kqn86L

    Espero os sirva.
    Saludos.

    ResponderEliminar